Kingmaker: Chelestra, Tierra de Leyendas

Epílogo Volúmen 1

Astarrota, Capital de Chelestra

Capítulo V

Con esta parte de la región civilizada, los Señores de la Espada creyeron oportuno establecer un asentamiento en la región, enviaron, materiales de construcción, víveres y colonos bajo el mando de los héroes con este fin. Al poco tiempo, el 2 de Desnus del 4715, sobre las ruinas de la fortaleza del Lord Astado se fundaba la ciudad de Astarrota, capital de la incipiente baronía de Chelestra, y Lord Aquerón Phandros fue nombrado Barón de Chelestra, que junto a su consejo de iguales gobernarían los destinos de estas tierras.

Durante el siguiente año, el asentamiento creció y los nuevos gobernantes expandieron poco a poco sus fronteras, trayendo paz, riqueza y estabilidad a estas tierras. Mucho nuevos colonos, artesanos, cazadores, mercaderes y diversas familias se asentaron en Astarrota y está creció hasta convertirse en una pequeña villa. Los héroes del Cinturón Verde se rodearon de personas de confianza para ayudarles a gobernar la joven baronía, Oleg y Svetlana Leventon fueron nombrados tesorero y canciller respectivamente, también entraron a formar parte del gobierno Kesten Garess y tras el correspondiente juicio y absolución, Akiros Ismort.

Durante ese verano, hubo un pequeño resurgir de bandidos en la zona pero desorganizados y con la derrota del Lord Astado aún reciente, su recorrido no fue muy largo, pero sirvió a los gobernantes como demostración de fuerza y ahí supieron que la pareja que escapó de la caída del Lord Astado aún seguirían dando problemas. También en verano se descubrieron las primeras señales de la antigua civilización Iobaria que pobló estas tierras miles de años atrás. El otoño trajo problemas más mundanos, no es labor de este que escribe dar cabida a cotilleos de la corte, sin embargo, lo ocurrido afectó al gobierno de Chelestra, algún tipo de escándalo social tuvo lugar y meses después esto llevó a la renuncia de Svetlana de la cancillería de Chelestra, Lord Jhod Kavken fue nombrado en su lugar. Fue durante esta época también que Dalouc Armarecia, un enano herrero forjó un arma de calidad insuperable, una espada de tan fina y preciosa manufactura que su fama aún perdura hasta nuestros días.

Con la llegada del primer aniversario de la fundación de la baronía, nuevas amenazas se cernieron sobre Chelestra, los rumores de la existencia de un clan de salvajes trolls llegaron a la ciudad, y los ojos de los gobernantes se giraron hacia el inexplorado sur de la región.

FIN DEL VOLUMEN I

Comments

UlvienMoonshine

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.