Kingmaker: Chelestra, Tierra de Leyendas

Volúmen 2.4

Los hombres lagarto de Chelestra

Capítulo IV

Las semanas transcurrían y Chelestra aumentaba lentamente sus fronteras, y no solo lo haría anexionando tierras. En algún momento de aquel año, un niño astarroteño se perdió en los pantanos al sur de la ciudad, los gobernantes, para los que cada vida de sus súbditos cuenta, iniciaron una búsqueda para localizar al pequeño, encontraron su rastro en un poblado de hombre lagarto. Un poblado que se encontraba bajo el influjo de un antiguo fuego fatuo, llamado el Espíritu de Stisshak. El fuego fatuo había engañado a su líder haciéndole creer que era el espíritu de una antepasado rey-guerrero, y le aconsejaba y guiaba según sus intereses.

Los fuegos fatuos se alimenta de miedo y la desesperación, seguramente habría hecho torturar al pequeño con este fin. La actuación de los gobernantes salvó al niño y termino con el reinado del fuego fatuo y sus seguidores, incluso fueron ayudados por una pequeña rebelión de hombres lagarto, probablemente hartos del errático comportamiento de su líder. La tribu, rebautizada como tribu Naryass, en honor al Duque Narayann, entró al cabo de un tiempo a formar parte de Chelestra, convirtiéndose en una fuente de recursos del pantano y con el tiempo en un bastión de defensa de la región sur de la nación. El Duque Narayann gobernaba el poblado a través del Virrey Huskar, dicho sistema se ha mantenido desde entonces, siendo la regencia un puesto normalmente vitalicio, ganado con lealtad hacia el gobierno de Chelestra.

Comments

UlvienMoonshine

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.