Kingmaker: Chelestra, Tierra de Leyendas

Volúmen 2.1

Chelestra se expande

HISTORIA DE CHELESTRA volumen II por el cronista Aquerón Pendrod, Lord Canciller de Chelestra.

Capítulo I

Con la llegada del primer aniversario de la fundación de Astarrota y el nacimiento de Chelestra, los gobernantes decidieron que era hora de explorar las tierras meridionales del Cinturón Verde, así como las que se encontraban tanto al Este como al Oeste de la ciudad. Además nuevos rumores de amenazas llegaban a la capital. Al Este, los viajeros hablaban de la existencia de un enorme lobo invernal, al que habían bautizado como Aullido del Viento del Norte.

Este sobrenatural monstruo estaba al mando de una manada de lobos, que atacaban a viajeros, cazadores e incluso alguna granja de las más alejadas a la capital. Los gobernantes de dirigieron al Este y tras varios días de caza, una oscura noche, se enfrentaron a la manada, pero aunque acabaron con casi todos los lobos y rompieron la manada, Aullido pudo escapar, no sería la última vez que supiesen de él.

Durante el año que siguió, muchos fueron los problemas que los recién gobernantes de Chelestra tuvieron que solucionar mientras exploraban las tierras del sur y expandían poco a poco las fronteras de su baronía. Hacia el Este, se encontraron un viejo túmulo solitario, dentro el mal y la muerte había resistido el paso del tiempo, y los restos de un antiguo líder se alzaron, sin duda el horror atenazó sus corazones ante tal monstruosidad antinatural, pero, la presencia del Barón, paladín de Iomedae permitió a los héroes acabar con los horrores de esa tumba y salir vivos de tal lugar. Entre los tesoros que encontraron, se hizo famosa una espada quebrada, arma que a pesar su tosco y desvencijado aspecto contenía magia poderosa y se rumorea que era especialmente mortal para los fey, sin embargo, no se sabe con seguridad ya que la espada se perdió meses después en las profundas y oscuras aguas del río Gudrin, según cuentan algunas historias, el río la arrastro hasta el lago Paso de Plata y dejándola medio enterrada en el fondo fangoso, protegida por un enorme y mutilado kraken, esperando que algún afortunado aventurero la encuentre.

Comments

UlvienMoonshine

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.