Kingmaker: Chelestra, Tierra de Leyendas

Epílogo Volúmen 2

Segundo aniversario

Capítulo VII

Los Lores de Chelestra regresaron a Astarrota con el cuerpo sin vida de Lord Ragnir, días después, el Alto Sacerdote Tylar ofició un funeral en su honor así como del resto de víctimas del ataque, Lord Ragnir fue enterrado en las catacumbas bajo el parque de los héroes donde sus restos descansan desde entonces.

La destrucción que provocó Cicarrota irónicamente tuvo un beneficio, en uno de los edificios destruidos se encontró pruebas de una secta de Gyronna, esto sirvió a los gobernantes para rastrear y acabar con dicha secta, desgraciadamente, la sacerdotisa que las dirigía, se escabulló, no fue esta vez, cuando los Lores pusieron fin a sus ponzoñosos planes.

Poco a poco la ciudad se recuperó, dicen que el tiempo lo cura todo, y la normalidad fue volviendo a la capital, y los Lores de Chelestra pronto se vieron ocupados con problemas relativos al gobierno de sus tierras y las gentes que las habitan. Y así transcurrió, prácticamente otro año.

Fue durante ese año que ocurrieron dos acontecimientos de relativa importancia. En Vado de Tatzl se levantó El Tatzlwyrm Soñador, la posada de mayor renombre de Chelestra, una preciosa obra de arte y arquitectura que aún hoy es admirada y visitada por gente de tierras distantes. Pero también fue en ese año cuando se empezó a oír hablar de los Herederos del Lord Astado, un grupo de bandidos al que lideraban dos antiguos y huidos lugartenientes del Lord Astado, que buscaban venganza sobre los gobernantes y reclamaban para si el gobierno de Chelestra. Poco se conocía entonces del daño que estos criminales le harían a nuestra nación y sus gobernantes.

Comments

UlvienMoonshine

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.